Vacunaron dos veces a una menor en menos de una semana porque "estaban caídos los sistemas"

Sociedad

El hecho ocurrió en la localidad de Centenario, Neuquén, y la denuncia fue realizada por la madre de la nena de 7 años.

En Neuquén se lleva adelante la vacunación pediátrica (menores de 3 a 11 años) a través de dos métodos: en las escuelas con autorización de los adultos responsables y a demanda en los diferentes vacunatorios de la provincia.

Aunque existe un sistema central de control, una mujer denunció que dos veces vacunaron contra el coronavirus a su hija de 7 años y en menos de una semana, cuando el intervalo mínimo recomendado es de 28 días entre la primera y segunda dosis.

El hecho ocurrió en la ciudad neuquina de Centenario y Lorena Mercau, madre de la menor, dijo al diario Río Negro que "hace dos semanas atrás de la escuela me mandaron una autorización porque iba el vacunatorio a la escuela, entonces yo para que la nena no se quedara sin la vacuna accedí a firmar la autorización y se la envié".

"La semana siguiente, el 21, a la mañana publican por el vacunatorio de Centenario que iban a colocar las vacunas en la salita Sarmiento 2, me acerqué con mis tres niños e hice que los vacunaran para acompañarlos", continuó el relato.

"Cuando los vacunaron, la nena a la noche se sentía mal, con dolor de cuerpo, tuvo un pico de fiebre, entonces al otro día le escribí a la docente avisándole que la nena había sido vacunada y que no iba a enviarla a la escuela porque no se sentía bien, se sentía muy dolorida", de modo que la maestra fue avisada.

Sin embargo, seis días después llegó el turno de que el vacunatorio vaya a la escuela 239 donde la nena cursa segundo grado, y la volvieron a vacunar con Sinpharm. "La docente sabía y sé que los enfermeros sí o sí tienen que buscar información sobre si el niño estaba vacunado", contó Lorena.

Fue el hermano de la nena quien le contó a su madre: "Mamá, mi hermanita se vacunó". Tras descubrir lo sucedido, Lorena le pidió "una explicación a la docente, que me dijo que no sabía, no me supo dar una explicación, quedó en frío, asustada. Hablé con el secretario de la escuela, porque no estaba la directora, él trató de llamar al personal que había ido a vacunar pero no sé si tuvo respuesta o no", agregó el citado diario.

Esa noche, la menor tuvo fiebre y comenzaron los dolores que aún persisten. "Estaba como engripada, con dolor en las articulaciones", explicó. Le consiguieran un turno en el hospital y allí "la pediatra me dijo que no se sabía que consecuencias le va a traer a la nena, que la iba a monitorear".

"Me dijeron que fue algo erróneo y yo me tenía que quedar con eso. Es como que están esperando a ver si pasa, pasa. Nadie me dio una explicación", denunció la afligida madre.

Consultado por Río Negro, el director de Atención Primaria de la Salud y a cargo de la campaña de vacunación, Matías Neira, señaló: "Lo que sucedió fue que el equipo de Salud cuando fue a vacunar a la escuela tenía la autorización de los padres de la menor para ser vacunada y en el momento que se está haciendo la vacunación no había posibilidad de chequear la vacunación de la menor".

Es que "estaban caídos los sistemas", dijo el funcionario provincial. "Teniendo la autorización en la mano, el equipo de salud se manejó como corresponde. No avanzaron sobre la vacunación sin tener la autorización en la mano", añadió.

"Hubo un encadenamiento de situaciones que generaron que se vacunara porque no hubo posibilidades de chequear el registro. Si no tuviese la autorización en la mano no se hubiese vacunado y no hubiese sucedido esto que se reporta como un error programático", indicó Neira.

Sobre las eventuales consecuencias, dijo que "la menor está en seguimiento, estamos en contacto con la pediatra y en ese sentido se está haciendo todo lo que corresponde cuando ocurre una situación como esta, que no es algo que no suceda cuando se hace la aplicación de vacunas".

Dejá tu comentario