Panfletos digitales anónimos llaman a un paro de la Policía Bonaerense

Sociedad

Otra vez las redes sociales son escenarios de mensajes sin firmas. Ahora apuntan a las numerosas muertes por la pandemia. La convocatoria surge de personal fuera de servicio, los mismos que organizaron los piquetes de setiembre del 2020. Admiten que no tendrán éxito pero confían en sacar a la luz el malestar de la fuerza

Proclamando un paro general para el próximo 7 de mayo, molestos por las muertes de compañeros victimas del covid, aparecieron tres folletos digitales con una cinta negra de luto a la derecha, el escudo de policía y un "basta de ignorarnos....", "Trabajamos desde el día 1 sin ningún elemento sanitario..." y el último exigiendo un "compromiso de los ministros de seguridad y de salud...".

De esta manera los mismos efectivos aun en servicio y los que fueron desafectados luego de las manifestaciones del mes de setiembre del año pasado cuando encabezaron un reclamo gremial, repiten la estrategia. Esta vez culpando la desprotección por el covid y enfocando su enojo en las muertes de compañeros en actividad de las ultimas horas.

Bien sabido es que la policía no tiene representación gremial. Estos reclamos surgen anónimos sin identificar grupos o facciones. Salen a la calle desde las redes sociales como ocurrió en aquel reclamo originado en Almirante Brown, que se extendió en el resto de la provincia.

Esta nueva incitación al paro surge desde las mismas direcciones informáticas que se utilizaron hace ocho meses, aunque también vale aclarar que esta vez los propios instigadores no confían en lograr el éxito ni el acompañamiento que tuvieron aquel histórico setiembre.

En aquella oportunidad utilizaron móviles policiales para hacer piquetes, y esta acción causo malestar en la sociedad y fueron reprobados en su accionar por los bonaerenses. Si bien comprendían el reclamo y hasta valoraban el pedido de aumento de sueldo, no les agrado que utilizaran patrullas para obstruir el paso de quienes se dirigían a sus trabajos, causándoles problemas laborales.

Estos gestos tampoco fueron inadvertidos por las autoridades del ministerio de seguridad y de la cúpula de la fuerza. Posteriormente fueron invocados como "acciones que merecen apercibimientos".

"Hubo policías que querían trabajar, que no se adhirieron a este grupo ni al reclamo y no pudieron cumplir con sus tareas porque los que protestaban utilizaron herramientas de trabajo como las patrullas para cortar calles causando inconvenientes en el transito y dejando a la sociedad totalmente desprotegida", había dicho en su momento el ministro Sergio Berni.

Los organizadores de este nuevo reclamo saben casi con certeza que no van a lograr el resultado del 2020, pero creen que será una forma de dejar de manifiesto el malestar de la fuerza por la perdida de tantos compañeros causados por la pandemia.

Dejá tu comentario