Paro de colectivos: el Gobierno sancionará a las empresas que participaron de la medida de fuerza

Sociedad

Las autoridades impondrán sanciones de alrededor de $ 4 millones a las compañías de transporte público urbano que adhirieron al paro de colectivos este jueves.

La Secretaría de Transporte resolvió este jueves sancionar con multas de alrededor de $ 4.000.000 a las empresas de transporte público urbano que adhirieron al paro de colectivos que se desarrolló desde la medianoche y a lo largo de la jornada en el Área Metropolitana de Buenos Aires, que comprende la Ciudad y el Conurbano bonaerense.

"Las líneas que en el transcurso del día no iniciaron sus servicios o bajaron su frecuencia, ya están en proceso legal de sanción bajo el Artículo 83 del Decreto Nº 1395/1998, con multas de hasta $4.050.000", informaron desde la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT) en un comunicado oficial.

El paro de colectivos llevado a cabo desde las 0 de este jueves fue convocado por la Unión Tranviarios Automotor (UTA) para las líneas que circulan por el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) en respuesta a la falta de pago de salarios con el aumento que había sido acordado en paritarias.

paro de colectivos

Durante la mañana el vocero presidencial, Manuel Adorni, aseguró en conferencia de prensa que el Estado desembolsó los fondos para los subsidios al sector en tanto que el secretario de Trabajo, Julio Corderó, convocó a la UTA y a las empresas para intentar levantar el paro de colectivos.

Por su parte el presidente en Microomnibus Norte S.A.,Julio Marcelo Pasciuto, confirmó que espera que el conflicto "se solucione en la reunión de esta tarde" para "ver cómo seguir".

El titular de la empresa que opera la Línea 60 señaló que "el paro es ilegal" y que los trabajadores deberían "levantar la medida" porque es un tema "que no pasa por los delegados, sino por el sindicato".

Mientras tanto, el secretario de Transporte, Franco Mogetta, calificó de “extorsivo” al paro de colectivos porque “no hay motivos” para hacerlo y aseguró que las líneas que adhirieron toman “de rehenes" a los usuarios con "métodos antiguos”.

Durante la tarde de este jueves seguían funcionando las empresas de colectivos DOTA, YITOS y el grupo Autobuses de Lomas de Zamora, desde donde expresaron su desacuerdo con la convocatoria de retención de tareas y denunciaron ataques por prestar su servicio.

Embed

Dejá tu comentario