Ushuaia: denunciaron a una funeraria por acumular cadáveres en un galpón

Sociedad

Los familiares de varios fallecidos declararon en la Justicia que los cuerpos permanecen ahí hace casi un año para ser cremados. En tanto, la empresa velatoria y el municipio culparon al Gobierno provincial.

Denunciaron a la funeraria Ramón Oviedo, una de las dos empresas velatorias de la ciudad de Ushuaia, Tierra del Fuego, por tener apilados en un galpón sin ventilación ni seguridad más de 100 cadáveres. Los familiares de los fallecidos, por causas distintas al coronavirus, declararon en la comisaría Primera de esa ciudad que los cadáveres esperan a ser cremados hace casi un año, cuando inició la cuarentena.

Según detallararon los hijos de una de las mujeres fallecidas, son al menos cien muertos los que aún no pudieron ser cremados y que están depositados en este almacén propiedad de la funeraria. Otra familia reclamó la semana pasada que su padre todavía no había sido cremado, tras fallecer en marzo del año pasado.

Luego de la denuncia, la empresa velatoria habría amenazado a varios familiares con no cremar los cuerpos de sus seres queridos nunca. La funeraria admitió que había más de 70 cuerpos esperando una cremación desde que comenzó la pandemia y que estos se encontraban “a resguardo en una bóveda”. Asimismo, culpó, al igual que el municipio, al gobierno provincial.

Una de las familias además denunció en la redes sociales que la funeraria les había cobrado más de 200 mil pesos por mantener el féretro en un lugar refrigerado y acondicionado hasta que llegara el momento de la cremación y querían corroborar que ese servicio se estuviera cumpliendo.

“Decidimos acercarnos a las instalaciones para constatar que el cuerpo de mi suegro esté en resguardo y buenas condiciones y no fue así. Se encontraba en el piso de un galpón en la calle Campos", indicaron y agregaron que los féretros "no tienen cámara de frío ni sistema de ventilación ni tampoco está acondicionado para el resguardo de cuerpos".

"Había olor a podrido y 300 cadáveres más en un galpón con una puerta de chapa y un foquito de luz”, dijeron.

La causa es investigada en el Juzgado de Instrucción N° 2 de esta ciudad a cargo de la Dra. María Cristina Barrionuevo.