Un padre se volvió viral por el "contrato leonino" que le hizo firmar a su hija

El hombre y su esposa acordaron darle un celular a la chica de 12 años, pero las condiciones resultaron un tanto abusivas según el público en redes sociales.

Un hombre en España compartió días atrás en Twitter el contrato "totalmente leonino" (según sus palabras) que le presentó a su hija de 12 años como condición para darle un celular. Las respuestas del público no se hicieron esperar, y el posteo viral despertó fuertes críticas.

"En previsión de que mi hija, de 12 años, consiga su propósito (tener teléfono; aún está por ver), y dado su apego a las normas (bien por ella), mi mujer y yo estamos elaborando este contrato de adhesión, totalmente leonino. A ver qué os parece y si creéis que se nos olvida algo", escribió el usuario el domigno pasado.

A pesar de reconocer que su hija ya demostró su "apego a las normas" el "juez" y su esposa le presentaron un contrato de adhesión que empieza con la frase "el teléfono no es tuyo", lo que deja en claro que la posibilidad de acceder a un celular propio no es real.

https://twitter.com/JudgeTheZipper/status/1523275709250084869

En el siguiente punto los padres establecieron de manera unilateral que "en cualquier momento" pueden pedirle el celular a su hija para "ver lo que hay en cualquier aplicación", lo que implica que el derecho a la privacidad estará limitado, cuando no suspendido.

También se piden las contraseñas para las aplicaciones, si bien la mayoría mantiene las sesiones abiertas, y se requiere que la chica pida permiso para bajar cada programa y haga un "uso compartido de la cuenta" en casos en que los padres lo vean conveniente.

La limitación del derecho a la privacidad podría seguir la lógica de evitar que la usuaria del celular mantenga interacciones con extraños que puedan ponerla en peligro o que deje al descubierto personal o de la familia, pero entonces quizás la primera cláusula debiera ser que la futura usuaria tenga más de 12 años.

Otras reglas en el posteo viral son la de no llevar el celular al colegio, no usarlo en la mesa y evitar reenviar mensajes "ofensivos para otros niños, de mal gusto o que se vea a gente siendo lastimada", lo que puede ser una buena maniobra para evitar la adicción a las pantallas y la proliferación de bullying online.

"Dejadle tener intimidad, copón. Lo demás lo que tu quieras, pero para que se desarrolle bien tiene que tener su vida privada, y eso incluye al dispositivo. Si no, sólo tendréis a una hija que desconfía de vosotros y será muy buena ocultando cosas", sentenció un usuario.

Pero otra persona terció: "Algunos o no sois padres y habláis sin saber nada o sois unos padres de mierda. Una cosa es dejarle intimidad y otra no controlar qué hace, con quién va, si el entorno que tiene es sano... Vamos, pasar de ellos olímpicamente. Luego vienen los lloros."

"El 'contrato' está sufriendo añadidos (fotos privadas, chatear con extraños, 'justificadamente') y algún borrado", comentó días más tarde el padre cuyo acuerdo se volvió viral.

Todavía no se sabe quién está actuando como representante legal de la menor emancipada que podría llegar a adherir al contrato en cuestión.

Embed

Dejá tu comentario