Se trata de una empresa que desembarca en Argentina para vender "turismo de partos". La compañía asegura encargarse desde el vuelo y el hospedaje hasta la internación de la madre en una clínica VIP norteamericana. El próximo mes darán un encuentro en Puerto Madero.

La empresa "Tener a mi Bebé en Miami" llegará a Argentina el próximo 14 de octubre para ofrecer una especie de paquete turístico pero con agregado especial: internarte a un centro médico de Miami con todas las comodidades para tener a tu bebé. ¿El negocio?: que tu hijo acceda de inmediato a la ciudadanía estadounidense.

El polémico negocio ya se afianzó entre los millonarios de Venezuela, Perú, Colombia y Brasil; y ahora apunta a desembarcar en Argentina. Según indican sus propios creadores en el sitio web de la empresa, "Ser mamá en Miami" sirve como nexo entre las mejores clínicas de Estados Unidos y aquellas personas de todo el mundo que las buscan por los excelentes servicios médicos disponibles.

El empresario que llegará al país para ofrecer los partos es Wladimir Lorentz, quien nació en Brasil y está instalado hace 32 años en Miami. Allá estudió y se especializó en Pediatría: "Lo que ofrecemos es atención personalizada y todo lo que rodea al parto. El viaje, la estadía, y lo más importante, ayudarlos a que el bebé tenga la nacionalidad de los Estados Unidos", dijo al diario Clarín.

Y amplió: "Así, esos futuros adultos podrán entrar y salir libremente, no sólo de América, sino de otros países, y tendrán acceso a buena educación, salud, seguridad, calidad de vida y muchas otras facilidades, ya que sus padres pudieron ofrecerles una nueva y distinta opción de vida".

Embed
La compañía tiene a disposición varios servicios. El de "parto natural", por ejemplo, brinda atención prenatal a partir de la semana 32 de gestación, parto y atención postnatal, exámenes de laboratorio del tercer trimestre, estudios de rutina, pruebas de ultrasonido en la visita prenatal, anestesia epidural, dos días de hospitalización en suite VIP, prueba de audición del recién nacido y otro tipo de consultas pediátricas y exámenes.

El propio Lorentz detalla las opciones: la clínica más económica es "buena y correcta" y la más cara "es cinco estrellas para que el parto sea maravilloso".