Ocurrió durante una audiencia en Tribunal Penal de Ciudad del Este, Paraguay. El polémico letrado está acusado de pintar grafitis con aerosol en la sede judicial. Tras el incidente, fue trasladado a una cárcel.
El polémico abogado Paraguayo Cubas golpeó al juez Amílcar Marecos y luego defecó en su despacho, ubicado en el Tribunal penal de Ciudad del Este.

El letrado asistió a una audiencia en el marco de un proceso judicial en el que se lo acusa de pintar grafitis con aerosol en la sede judicial.

Durante la jornada, Cubas actuó con violencia y propinó dos cintazos al magistrado. Luego se sentó a defecar ante la atónita mirada de los dos policías que actuaban de custodios.

Tras el asqueroso incidente, Cubas fue trasladado nuevamente a la cárcel de Ciudad del Este, donde esperará la decisión del juez Amilcar Marecos.