Empresarios Pyme reclamaron mayor protección estatal frente a las importaciones

Economía

Destacaron además los buenos resultados de la batería de medidas desplegada por el gobierno de Alberto Fernández para mitigar el impacto económico de la pandemia.

El titular de la Confederación General Económica de la República Argentina (CGERA), Marcelo Fernández, y el secretario general de la Unión del Personal Superior de AFIP (UPSAFIP), Julio Estévez, reclamaron este miércoles la reformulación de la Ley de Entidades Financieras vigente desde la última dictadura cívico militar y que prácticamente limita el crédito a las pymes, y pidieron al Estado que profundice su rol de regulador ante el ingreso indiscriminado de importaciones que afectan a la producción nacional.

En un encuentro realizado por la Asociación de Periodistas de la República Argentina (APERA), denominado “Ciclo Mundo Laboral Empresarial”, expusieron ambos representantes con la moderación del contador Javier Florencio.

En la apertura de la reunión, el ex diputado Marcelo Fernández, integrante del Consejo Económico y Social, reclamó al Estado Nacional que profundice su labor como regulador, a fin de “evitar el ingreso indiscriminado de productos importados y regular así el comercio exterior”, posibilitando el desarrollo de las pymes.

El dirigente gremial empresario consideró que el Estado debe dar las herramientas para el desarrollo de las pymes y destacó que si no fuera por los planes de apoyo al sector durante la pandemia a través de los ATP (programas de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción), “la situación sería aún mucho más grave que la actual”.

A su turno, el moderador del encuentro, el contador Florencio destacó la necesidad de una firme defensa de las pymes tanto en su condición de empresas generadoras de bienes y servicios como, especialmente, de empleo genuino. Recordó así que “de las más de 800.000 empresas que existen en el país, el 80% son pymes” , impulsoras del crecimiento del país.

El abogado Julio Estévez (H) se manifestó, a su turno, optimista a pesar de la crisis originada por la pandemia y por la situación económica, y no dudó en considerar que, a poco que merme la virulencia de la enfermedad, la Argentina “mejorará nuevamente su condición económica”.

Estévez reivindicó por otra parte la prohibición de despidos y la doble indemnización, en el entendimiento que hay grandes empresas que podrían haber despedido personal en las actuales condiciones socioeconómicas del país.

Asimismo ratificó que “los trabajadores de AFIP vamos a controlar los precios para mitigar la suba de precios sufrida por la población” en los comercios, y recordó que por tal actividad de contralor los trabajadores de la impositiva “pedimos ser reconocidos como trabajadores esenciales y de riesgo”, al igual que se designó a los empleados de la Aduana.

Dejá tu comentario