Línea B, Abbey Road y un valle: Feli Colina, una de las nuevas voces del indie argentino

Espectáculos

La joven artista salteña habló con este medio de su historia que parece sacada de un guion de cine y anticipa "El Valle Encantado", su tercer disco próximo a salir.

Feli Colina, nacida en Salta, a los 19 años decidió quedarse casi en forma fortuita en Buenos Aires y poco tiempo después el hacer música en los subtes se transformó en su medio de subsistencia. Ocho años después, ya cuenta con la experiencia de haber tocado con artistas como Conociendo Rusia y un disco, “Feroza”, grabado en los míticos estudios Abbey Road.

En la previa del lanzamiento de su tercer disco “El Valle Encantado”, Colina habló con este medio sobre su historia de película y de lo que se viene con su nuevo álbum.

En breve va a salir "El Valle Encantado", tu tercer disco. ¿Cómo fue el recorrido para llegar a este presente?

- Cuando tenía 17 años empecé a componer mis primeras canciones. Junté unas cuantas y me dispuse a grabar mi primer disco, pero en ese momento no contaba con los medios para hacerlo. Tiempo después, a mis 19, vengo a Buenos Aires a visitar a una amiga por su cumple y decido quedarme a vivir acá. Para poder sustentarme empecé a tocar en el subte y esa decisión fue direccionando mi vida (casi sin notarlo) hacia el camino de hacer mi música como oficio. Logro grabar mi primer disco, “Amores Gatos”. Formo una banda y conozco a través de los integrantes a músicos amigos que estaban en una escena musical muy activa. Trabajé de corista en la banda de Gonzalo Aloras por un tiempo, y luego conozco a Mateo Sujatovich que me invita a ser parte de Conociendo Rusia, en donde estuve hasta noviembre del año pasado. Paralelamente fui componiendo “Feroza” y a fines de 2018 ganamos un concurso llamado "Camino a Abbey Road" que nos permitió grabar el disco ahí. Fue una experiencia tremenda y “Feroza” nos trajo muchas alegrías. Para 2019, ya había dejado de tocar en el subte y estaba tocando en escenarios soñados. De “Feroza” hasta aquí me han pasado muchas cosas que me permitieron trabajar con otra tranquilidad estas nuevas canciones. Estoy enamorada del “El Valle Encantado” y no veo la hora de mostrarlo al mundo.

Feli Colina - Martes (Video Oficial)

¿Cómo fue la experiencia de grabar en Abbey Road?

- Fantástica, en el sentido más literal de la palabra. Ahora a la distancia me cuesta diferenciarlo de sueños. Una semana soñada, en un lugar del que vi fotos toda la vida, yendo a grabar un disco que amo mucho, con mis amigos queridos. Fue realmente soñado.

“Feroza” es un personaje. "El Valle Encantado" parece ser un lugar. ¿Por qué este cambio?

- “Feroza” siento que fue un personaje que necesite para parirme, le di lugar y entidad a una parte de mí que había estado muy reprimida. Es un disco visceral y muy íntimo. “El Valle” es un lugar que transito entera, aunque obviamente su paisaje me modifica. Y es un lugar en donde no estoy sola, hay otros habitantes. En este disco me anime a componer con amigues. Hay más voces que la mía. Hay una canción en la que incluso no canto ni toco ningún instrumento. En “Feroza” yo soy la reina de mis propias tinieblas. En “El Valle” soy una habitante, pero la reina es la música misma, la musa, la diosa, la madre.

Feli Colina - "DIABLA" (Video Oficial)

En una parte de “Diabla”, el primer corte del nuevo disco, decís "llevo seis meses en cama". ¿Hay una fuerte influencia pandémica?

- Creo que sí. Lo noto recién ahora. Tal vez en ese momento no era tan consciente. Igualmente, la cama es un lugar en el que disfruto mucho vivir. Pero a veces ese goce se vuelve nocivo.

Feli Colina - "CHAKATRUNKA" + "CABALLO" (Video Oficial)

Mientras “Diabla” es más bailable, en “Chakatrunka” y “Caballo” hay una preponderancia total de la letra y tu voz: ¿el patrón general del disco va más por ahí?

- Siento que el patrón general del disco es lo que tienen en común “Diabla”, “Chakatrunka” y “Caballo”. Cada canción es un barrio de “El Valle Encantado” y tiene su propio universo, pero creo que hay algo en común que los hace barrios de la misma ciudad. Igualmente, si es un disco que tiene como elementos fundamentales voces y percusión.

¿Hacia dónde mirás cuando componés?

- Hacia adentro. La primer canción del nuevo disco tiene una frase que siento que describe muy bien mi proceso compositivo. Le pido a la musa que "me lleve de este a oeste por los pies de alguna fosa, que me revele cosas que balbuceo entre dientes". Es un paseo por el borde de mi inconsciente en el que trato de poner en palabras las sensaciones que brotan.

¿Cómo querés que crezca "El Valle Encantado"?

- Dentro de lo que puedo yo decidir, “El Valle Encantado” como disco ya creció todo lo que necesito, por eso es que ya sale. Tengo ganas de verlo crecer en vivo, ver qué pasa con esas canciones puestas en la banda y en el público. En la banda hay nuevas incorporaciones que me entusiasman mucho, y en el público me gustaría experimentar esas nuevas incorporaciones. Público de otras culturas, que hablen otros idiomas. Público joven, adulto, niñez, ancianos. Todo eso hace al show y me gustaría ver qué pasa con “El Valle Encantado” cuando los habitantes sean variables de show a show.

¿Cómo es tu lucha para mantenerte genuina en tu creación artística en una época en la que la música tiene estadísticas minuto a minuto?

- Constante. Al mismo tiempo, yo valoro la búsqueda creativa genuina sobre todas las cosas. Es una forma de vivir la vida que elijo todos los días. En ese sentido, si bien no soy ajena a la ansiedad que pueden generar las estadísticas, sé muy bien que lo otro es más importante. Y que las estadísticas van y vienen, pero un camino recorrido con compromiso construye verdaderas plataformas nuevas desde las cuales partir, no solo musicales, sino humanas.

Embed

Dejá tu comentario