Cinco bares porteños para tomar unos tragos after office

Gourmet

Con tantas empresas con su personal en la oficina otra vez era cuestión de tiempo para que se reactivara la costumbre de tomar un aperitivo después de trabajar.

Durante la pandemia parecía que el teletrabajo le había ganado la pulseada a la presencia física en la oficina, pero con la situación sanitaria bajo control muchas empresas empezaron a convocar a su personal de nuevo a las instalaciones. Con el regreso a la presencialidad volvió también el hábito de tomarse un trago post jornada laboral, pero ahora las opciones salieron del microcentro porteño.

La Ciudad de Buenos Aires siempre supo encantar a diferentes grupos de consumidores si de gastronomía y coctelería se trata, y la post pandemia volvió a confirmar esa versatilidad:

3 Monos

Este bar en Guatemala 4899 cumplió tres años hace poco y lo festejó tirando la casa -negra- por la ventana. No es para menos, ya que en ese tiempo se hizo de una clientela ávida de tragos ricos, gustosos y originales. Para seguir con la temática, quedó en el puesto 33 del conteo Best Bars 2021.

Quizás es por eso, o porque tiene una agenda de eventos que no para y una escuela de coctelería, es que siempre se llena y hace falta hacer reserva. Abre todos los días a las 13 pero el horario de cierre es hasta las 2 en la semana y hasta las 2 de jueves a sábado.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Tres Monos (@3monosbar)

Invernadero

El bar de tapas de la Biblioteca Nacional, en Agüero 2502, es un lugar reservado con una carta sofisticada, llamativa y bien equilibrada que permite compartir varias opciones entre los comensales para no quedarse con hambre.

La clave del menú está en la oferta de coctelería, más que nada con el gin de la casa, Invernadero, en todas sus presentaciones.

Es casi imposible conseguir mesa de manera esponánea pero el horario es de lunes a domingos de 9 a 3 y a partir de las 18 se empiezan a tomar reservas.

Embed

Extrawurst

El microcentro quedó bastante solitario durante la pandemia, pero algunas propuestas se afianzaron, por ejemplo, el restaurante alemán ubicado en Tres Sargentos 427. Cerveza tirada, coctelería tradicional y comida contundente con una larga lista de salchichas en el menú.

Abre de martes a sábados de 12 a 23 y es posible encontrar mesa con o sin reserva previa.

Cochinchina

Ya no es una novedad porque tiene más un año de abierto, pero Cochinchina, creación de la bartender Inés de los Santos, se perfila como un lugar especial para amantes de la coctelería. La cocina es idea del chef Máximo López May con una fusión franco vietnamita.

En el mismo local, ubicado en Armenia 1540, funciona el bar y una boutique donde se pueden comprar artículos de coctelería y tragos para llevar. Abre de martes a domingos de 19 a 3 y se necesita reserva previa.

Sifoncito

Es la sucursal del Sifón Sodería, en Chacarita, que abrió hace poco adentro del nuevo patio gastronómico del Paseo La Plaza, en Corrientes 1660. Se presenta como un lugar relajado e informal para un vermut post laburo, con cosas para picar, como hummus o arancinis.

Abre de martes a domingos de 12 a 2 y no hace falta hacer reserva previa.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Manduca (@manduca.ba)

Embed

Dejá tu comentario