Covax apoyó la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca

Mundo

La aplicación del fármaco fue suspendida en varios países por un presunto efecto secundario, puesto en duda por otros organismos.

La vacuna conta el coronavirus de AstraZeneca recibió este jueves un nuevo respaldo, esta vez de Covax, el mecanismo multilateral alimentado principalmente por este fármaco que busca garantizar un acceso más equitativo de los inoculantes a los países más pobres. En ese sentido, el ente regulador europeo la avala pese a reconocer efectos secundarios importantes en algunos casos.

Pese a que varios países decidieron suspender el uso de AstraZeneca para poblaciones más jóvenes -por los efectos secundarios bajo forma de trombos sanguíneos que incluso provocaron muertes-, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) reafirmó este miércoles su respaldo al fármaco al indicar que a dicha contraindicación, el balance entre riesgos y beneficios sigue siendo "positivo" porque sucede solo en muy raros casos.

"La vacuna de AstraZeneca sigue siendo un importante instrumento público contra el Covid-19, y es eficaz para prevenir los casos más graves, la hospitalización y los fallecimientos", expresó la EMA.

Por su lado, la OMS aseguró que una relación entre la vacuna contra el coronavirus y la aparición de una forma rara de coágulos sanguíneos es "plausible pero sin confirmar".

Mientras tanto, el inmunizante de AstraZeneca es el más usado en la primera ola e intenta garantizar a las 92 economías más pobres del planeta acceso gratuito a la vacunación.

No obstante, el programa sufrió retrasos, después de que Nueva Delhi frenara las exportaciones de esta vacuna contra el coronavirus producida por la empresa Serum Institute of India (SII), para hacer frente a la tercera ola de contagios que vive ese país.

El SII es uno de los dos sitios que produce dosis de la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca para Covax, el otro es en Corea del sur.

Covax va a tratar de distribuir 238,2 millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus antes del 31 de mayo, de las cuales 237 millones son de AstraZeneca y 1,2 millones de Pfizer/BioNTech que producen en conjunto Estados Unidos y Alemania. La iniciativa es una asociación público-privada entre la OMS, la Alianza de la vacuna (Gavi) y la Cepi (Coalition for Epidemic Preparedness Innovations).

El mecanismo asistencial además se congratuló de haber llevado la vacunación a mas de 100 territorios o naciones del mundo.

Algunos de los mayores países del mundo han recibido asimismo vacunas de este programa, entre ellos India, Indonesia, Brasil, Nigeria, Etiopía, Filipinas, Egipto, Vietnam, la República Democrática del Congo o Irán.

Seis de los países del G20 también recibieron dosis: Argentina, Brasil, Canadá, Indonesia, Arabia Saudita y Corea del Sur.

Las entregas se han extendido asimismo a Yemen, país en guerra, donde la ONU considera que se está viviendo la peor crisis humanitaria del planeta.

Sin embargo, el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, criticó frecuentemente a los países ricos por haber acaparado vacunas mientras muchas de las naciones más pobres esperan aún sus primeras dosis.

El programa sigue los criterios de la OMS respecto a las diferentes vacunas, que sigue "siendo el mismo" para AstraZeneca, según indicó hoy una portavoz de la Gavi a la agencia de noticias AFP.

Seis de los países del G20 han recibido asimismo dosis: Argentina, Brasil, Canadá, Indonesia, Arabia Saudita y Corea del Sur.

Dejá tu comentario