-

La Corte Suprema impulsa una reforma profunda en la Justicia

Por: Vanesa Petrillo
23 de febrero de 2018

El máximo tribunal aspira a una transformación del Poder Judicial y busca el consenso de todos los magistrados del país. ¿Cuáles son sus objetivos?

La Corte Suprema de Justicia aspira a una profunda transformación de la Justicia y en un documento delineó los objetivos centrales para fortalecer la independencia del Poder Judicial. Las reformas, algunas resistidas, deberán ser consensuadas por todos los jueces del país.

La idea de una nueva justicia apunta a cambios que van desde prolongar el horario de funcionamiento de tribunales, achicar la feria judicial y mejorar el sistema para cubrir las vacantes existentes, hasta profundas modificaciones para acelerar procesos de causas de corrupción.

El proyecto de la Corte deberá ser consensuado por jueces de todo el país que recibieron una invitación a reunirse en nueve comisiones. La cita es en el Palacio de Justicia el 6 y el 7 de marzo, después del acto de apertura del año judicial que encabezará el presidente del alto tribunal, Ricardo Lorenzetti.

Lorenzetti.jpg

La Corte pretende que participen de este proceso de transformación todos los fueros, tanto el federal, nacional, provinciales y de la Ciudad de Buenos Aires.

El documento advierte que "el agente de cambio debe ser el propio Poder Judicial, liderado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación".

Entre las propuestas figuran la transformación de la estructura organizativa del Poder Judicial, el ejercicio de la abogacía y la educación legal que se lleva adelante en las universidades.

La eficacia de los procesos mediante la informatización y el uso de criterios de responsabilidad fiscal en materia presupuestaria es otra de las metas. Además apuntará a lograr la celeridad de los juicios penales, laborales y previsionales.

Las propuestas definitivas serán elaboradas por distintas comisiones que se reunirán en el Palacio de Justicia.

El proyecto busca acortar los plazos procesales, acelerar las causas penales, especialmente las de narcotráfico, corrupción y trata de personas; y la implementación en forma gradual del sistema acusatorio. Otra de las propuestas es la oralidad en los juicios civiles, laborales y previsionales.

La idea es implementar el expediente digital y que se graben las audiencias en video.

La Corte propone que se acorten los plazos de designación y el proceso de selección de los jueces a fin de cubrir la totalidad de las vacantes.

Entre los objetivos figura la modificación de la feria judicial, y los horarios de atención, algo que es reclamado por la sociedad y resistido por los jueces.

Además, considera que debe ampliarse el cuerpo de peritos del Poder Judicial y la oficina de escuchas judiciales que antes manejaba la SIDE, y se propone convertir en "una oficina de investigación criminal sofisticada que acelere la averiguación de delitos complejos".

En relación a los peritos, el documento dice que el Ministerio de Justicia trabaja en un proyecto, pero advierte que "el organismo debe ser judicial".

Temas