-

Tres mujeres acusaron de violencia de género al detenido por el femicidio en Olavarría

06 de enero de 2020

Alejandro Diego Pais quedó detenido por matar a golpes a Valentina Gallina y tras el femicidio salieron a la luz los testimonios de sus ex parejas.

El fiscal de Olavarría, Christian Urlézaga, imputó a Alejandro Diego Pais por el femicidio de su pareja, Valentina Gallina, de 19 años, a quien asesinó a golpes en su vivienda del barrio Isaura en esa localidad bonarense.

Pais, de 29 años, está acusado por el homicidio de Gallina, triplemente agravado por el vínculo, por ensañamiento (debido a la multiplicidad de heridas y la agonía que sufrió la joven) y por femicidio.

chapita violencia de genero

Mientras tanto el fiscal general de Azul, Marcelo Sobrino, confirmó que en el marco de la causa que lleva adelante Urlézaga hay "varios testimonios de mujeres" que aseguraron haber sido víctimas de Pais.

"Todas son de Olavarría y declararon haber sido víctimas de Pais una vez que ya se había cometido el femicidio, es decir que no había denuncias previas de ellas", explicó Sobrino.

Paredes que hablan

Un informe de criminalística complementario a la autopsia realizada al cuerpo de Valentina demostró que la joven "corrió permanentemente buscando la puerta de salida de la casa", y que fue atacada en la cocina, en el comedor, en el baño y en el dormitorio.

La secuencia se pudo determinar a través de las manchas de sangre desparramadas por toda la casa, que se dirigen de manera dinámica a la salida, informaron fuentes televisivas.

Todo en la casa de calle 108, entre Lamadrid y Moreno, indica que Valentina se dio cuenta de que Pais buscaba asesinarla e intentó escapar.

El cuerpo de Valentina exhibe marcas de golpes, patadas, herida de cuchillo en la cabeza y una herida que es consistente con haber sido golpeada con un elemento "contundente" que le provocó el "edema cerebral" por el que murió.

"La víctima tuvo una agonía de varios minutos y además se defendió del ataque porque tiene heridas en las manos, en los brazos", consta en el informe de la policía científica bonaerense.

Valentina Gallina.jpg

Además se pudo comprobar a través de la proyección hemática, es decir, de la sangre que cuando ella estaba en el piso él la golpeó, lo que demuestra que quiso asesinarla.

Los investigadores sospechan que Pais pensó que Valentina estaba muerta, por eso fue su madre quien llamó al 911. Cuando la policía y los médicos llegaron a la casa y se dieron cuenta de que aún vivía la trasladaron al hospital.

La versión de la madre de Pais fue que cuatro hombres armados habían entrado a la casa de su hijo en el barrio Isaura de Olavarría por un ajuste de cuentas. Valentina "se cruzó y trató de pararlos, y por eso la balearon", según la mujer.

Pero en la indagatoria de madre e hijo salieron a la luz las inconsistencias de sus relatos, y lo que es más: no se encontró una herida de arma de fuego en el cuerpo de Valentina.

El fiscal Urlézaga pidió detención de Pais y ahora la jueza de Garantías de Azul, Fabiana San Román, tiene 5 días hábiles para resolver la medida. Mientras tanto el hombre sigue detenido en Tapalqué por cuestiones de seguridad.

Familiares de Valentina organizaron una marcha para pedir justicia por su femicidio este lunes a las 19 en la plaza pruncipal de Olavarría.

Temas