Ley Ómnibus: Carlos Torrendell confirmó la marcha atrás del Gobierno con el "homeschooling"

Política

El funcionario expuso ante los diputados en el debate en comisiones, y negó que la reforma educativa incluya la iniciativa de que padres eduquen a sus hijos en sus casas.

En el marco del debate en comisiones que llevan a cabo diputados, el secretario de Educación, Carlos Torrendell, anticipó este jueves que esa cartera impulsará modificaciones de algunos artículos de la llamada Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos impulsada por el Gobierno de Javier Milei, y negó que la reforma en la política educativa contemple el "homeschooling", un concepto referido a la potestad de los padres de educar a sus hijos en sus hogares.

Al exponer en el marco del tercer plenario de comisiones de Legislación General, Presupuesto y Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, Torrendell indicó que "no hay una política encaminada hacia un sistema de voucher" y aclaró que el nivel primario "tendrá presencialidad con posibilidad de un sistema híbrido", pero no a distancia en su totalidad.

"Hemos propuesto algunos cambios al proyecto como llegó en primera instancia, que tienen que ver con precisar que la cuestión clave está en la hibridez. Sin duda la educación presencial es clave, quedó demostrado, pero también es cierto que debe estar progresivamente integrada con el entorno virtual y hay mucha experiencias positivas donde se complementa la educación presencial", sostuvo Torrendell.

Torrendel aseguró que "más allá de que algunos puedan sospechar, y hasta se ha hablado de homeschooling, lo que queremos promover es el desarrollo de una educación presencial que pueda integrar instancias de virtualidad".

Antes de responder las preguntas de los diputados, el funcionario puso de relieve la centralidad que tienen, desde su visión, la "libertad" y la "confianza" en la educación, al sostener que "sin libertad no hay educación", a la vez que remarcó que "sin confianza no hay educación".

"Ningún aula, ninguna escuela, ninguna jurisdicción funciona si uno no logra establecer confianza para aprender y gestionar. Es aquello que permite que todo este juego pueda abrirse. Tenemos que promover confianza y previsibilidad", afirmó Torrendell.

Asimismo, el funcionario dijo que se impulsará una "evaluación entendida como información útil para la retroalimentación", al sostener que se trata de "una mirada humanista sobre la evaluación que implica que esté enhebrada en la enseñanza y el aprendizaje".

Descartó, asimismo, que se pueda implementar un "sistema voucher", al señalar que "no hay una política encaminada hacia un sistema de voucher", ante una pregunta en ese sentido formulada por el diputado de UXP, Daniel Arroyo.

Por otra parte, y ante una consulta de la diputada de la Izquierda, Romina del Plá, el funcionario dijo además que le "sorprende" la preocupación por el financiamiento de las universidades, al sostener que "el verdadero drama es la educación básica. Preferiría hablar más sobre el gran desafío de los chicos que no pueden llegar a la Universidad".

"Tendríamos que poder viajar, si logramos con financiamiento del Partido Obrero. Me gustaría viajar a China y a Cuba para ver qué se hace con la evaluación y los exámenes en esos países, Es llamativo que el marxismo ha sido selectivo en la lógica de planeamiento", ironizó Torrendel, al recordar que China "ha ingresado recientemente en las pruebas PISA".

Por otro lado, y en la ronda de respuestas a los diputados, el funcionario afirmó que "no hay ninguna intención relacionada con la atacar la estabilidad de la docencia" sino, dijo, "acompañar el desarrollo profesional de los docentes. Los docentes quieren capacitación. La vocación docente siempre implica vocación por el aprendizaje y no va a haber ninguna norma que implique terminar con eso".

El funcionario, que se permitió a lo largo de su exposición algunas bromas vinculadas a la extensión del debate, como cuando reconoció que "es el examen más largo que rendí en mi vida", ante la cantidad de preguntas y los cuestionamientos a las reformas que impulsa la ley.

En torno a la presencialidad, Torrendell precisó que, a través del texto, "se habilita la presencialidad con posibilidad de hibridez desde el segundo ciclo del primario, siempre y cuando se justifique, y queda liberada la educación a distancia desde el último tramo del nivel secundario".

En ese sentido, el funcionario dijo que "el nivel primario tendrá presencialidad con posibilidad de un sistema híbrido", pero no a distancia en su totalidad y dijo que "no queremos hacer todas esas cosas malas", al hacer referencia a cuestionamientos de legisladores de la oposición.

En el marco de su exposición, Torrendel sostuvo además que "la política siempre es educación. Educamos cuando hacemos política" y remarcó la importancia de una política no centralista no sólo con el Estado como único actor eso no implica que el estado debe convertirse en un monopolizador de la educación".

Embed

Dejá tu comentario