Captan a una cuidadora maltratando a una mujer de 100 años

Sociedad

El hecho ocurrió en Bariloche. La agresora le generó a la victima heridas de consideración en el rostro y las piernas, y gracias a las imágenes fue imputada por el delito de lesiones leves agravado por alevosía.

Una cuidadora de 51 años fue imputada por el delito de lesiones leves agravadas por alevosía, después de que la familia de la víctima, una mujer de 100 años, a la que debía cuidar probara a través de una cámara oculta los maltratos a los que la sometía desde hacía varios meses.

En las duras imágenes se puede ver el momento en que María Laura Chodilef le da patadas y le grita a Zulma Serón de 100 años, quien quedó ciega hace poco y no puede valerse por si misma. En otra grabación, se observa cuando la agresora le rocía alcohol en la cara a muy poca distancia y después le pegó con el puño en la pierna izquierda y le tapó el rostro con una servilleta. Con esta prueba, lograron imputar a Chodilef, quien presta servicio como cuidadora desde el 2016, por lesiones leves agravadas por alevosía, y decidieron darlo a conocer para que esta mujer no vuelva a maltratar a nadie.

Pablo Calello, abogado de la víctima, dialogó con C5N y especificó: "Esta señora no está detenida, está en libertad. Hace poco logramos que eleven los cargos gracias a las imágenes y está con las pautas que le ha puesto el juez de garantías y es asistida por una defensa pública".

"La familia empezó a sospechar porque Zulma Serón presentaba lesiones, y Chodilef decía que la señora se caía y andaba muy torpe. Hay una situación muy puntual cuando su nieta, quien es una de las denunciantes, se acerca a su abuela y ella levanta los brazos protegiéndose de algo. Fue ahí cuando hablaron con la otra cuidadora que dijo que cuando ella pasaba retraia los pies. Ellos como familia decidieron colocar las cámaras y vieron las agresiones", relató el abogado querellante.

agresion abuela

Calello comentó que Chodilef hace varios años que cuidaba ancianos, no tenía antecedentes y explicó que lograron notificarla cuando ella apretó el botón antipánico que tiene ya que sería víctima de violencia de género. "La notificamos el día previo a la audiencia de formulación de cargos y por consejo de la defensa no declaró".

Al ser consultado sobre cuánto hace que la agresora cuidaba a Zulma y cuánto hace que veían lastimaduras en ella, el letrado señaló: "Previamente la había cuidado a la señora Serón durante un años, luego se fue y después la volvieron a contratar. La familia haciendo memoria recordó que en otro momento, la abuela estaba completamente dormida o pasada de medicación. Ahora se está tratando de comprobar si los coágulos que tiene la abuela en la cabeza son productos de golpes".

"Las lesiones son leves porque no necesitaron ni de cirugía ni de un tratamiento médico complejo. Si se logra corroborar que las lesiones en la cabeza son por golpes, se podría recalificar la imputación", subrayó.

Dejá tu comentario