Otro clásico que se va: cierra una tradicional pulpería de Palermo

Sociedad

La "Pulpería Ña Serapia", frecuentada por celebridades del mundo del espectáculo, anunció que cierra aunque no brindaron detalles de los motivos.

La tradicional "Pulpería Ña Serapia" ubicada en el barrio porteño de Palermo, informó este viernes a través de sus cuentas en las redes sociales que cerrará sus puertas definitivamente luego de 58 años de actividad ininterrumpida.

“Queridos clientes y amigos, después de 58 años de acompañarlos tras varias generaciones tenemos que despedirnos, ya que Ña Serapia cierra sus puertas. Agradecemos todas las alegrías que hemos compartido durante este tiempo. Simplemente gracias”, expresaron los dueños del local gastronómico que, a lo largo de casi seis décadas, se destacó por sus empanadas, tamales, locros, guisos y típicos platos norteños.

Ña Serapia gozó de mucha popularidad a lo largo de los años lo que la llevó a ser referencia para los programas de televisión a la hora de hacer notas sobre típicos platos de la comida norteña y por recibir visitas de celebridades como Jorge Barreiro, Beatriz Taibo, Raúl Lavie, Joaquín Furriel, Rodrigo de la Serna, entre otras personalidades del mundo de espectáculo.

En su posteo de despedida los dueños no revelaron los motivos del cierre pero se presupone que el avance de los negocios inmobiliarios y del aumento de los precios de los cada vez más escasos terrenos en la Ciudad podrían estar detrás de este nuevo cierre.

La historia de Ña Serapia

Carlos Alvani y Marta Yapur inauguraron Ña Serapia en 1963, en Las Heras 3357, apenas un año después de que el predio de la Penitenciaría Nacional se transformara en Parque Las Heras.

Como a la madre de Marta le decían Doña Serapia, decidieron llamar a la nueva pulpería así. Durante los primeros años ofrecían solo empanadas, locro y pizzas tan variadas y particulares como las de pollo y calamares. Años más tarde sumaron al menú la comida regional: los tamales y la humita en chala.

En 1999 Marta se jubiló y le dejó las riendas del local a los empleados y a Héctor Yépez, el cocinero principal que se había sumado en 1973, oriundo de Tartagal, Salta.

Embed

Dejá tu comentario