"Tenía mucha sangre y un rasguño": el relato del vecino que atrapó al remisero

Sociedad

Marcelo Saleh, de 55 años, está acusado del crimen de Ayelén Arredondo, de 23. Emilio fue el vecino que alertó la situación.

El vecino que atrapó y entregó a la policía al remisero acusado de matar a una estudiante de Derecho durante un robo a una casa de La Plata contó hoy que le resultó "extraña" la actitud del hombre cuando lo vio salir de la casa lindera a su negocio, motivo por el cual empezó a seguirlo hasta que vio que "tenía mucha sangre y un rasguño" y decidió reducirlo.

"Veo salir una persona de la puerta de la casa de esta familia, lindera a mi negocio, veo una actitud extraña. Voy a la casa y empecé a tocar timbre y no me contestaba nadie", relató Emilio a C5N al recordar el episodio en el que atrapó al remisero Marcelo Saleh (55), acusado del crimen de Ayelén Arredondo (23). Y continuó: "Empiezo a subir y antes de llegar a la puerta hay un ventiluz por el que veo a una persona acostada en un sofá, entonces, creyendo que era mi vecina (la madre de la victima), la empiezo a llamar hasta que mi señora me dice que la persona que se hallaba en el sofá tenía sangre".

Remisero y asesino: habla el vecino que lo detuvo



Fue entonces que Emilio decidió subir a su auto y seguir al acusado: "Iba caminando y nunca me cambió el paso, caminaba normal", relató el vecino, quien recordó que en un momento el sospechoso giró el rostro y lo miró y vio que "tenía mucha sangre y como un rasguño".

El hombre dijo que hasta ese momento no consideró que el cuerpo ensangrentado que estaba en el interior de su casa era el de Ayelén y agregó que siguió en su auto persiguiendo al acusado.

"Cuando le veo el ojo ensangrentado sabía que había cometido algo grave", añadió Emilio, quien explicó que en ese momento le avisó a otro conductor que algo sucedía y, con su ayuda, pudo reducirlo en las calles 21 y 76. "Lo tiro contra la pared y le empiezo a apretar el cogote", detalló el vecino sobre el remisero, quien respondía "no pasa nada, no pasa nada fingiendo un aparente estado de insania".

"Yo no soy de hacer esas cosas, no me gusta esto, lo veo en las noticias y digo jamás haría, pero hoy me toca a mí", agregó al asegurar que de no haber atrapado a Saleh el crimen de Ayelén hubiera quedado impune.

"Lo que pienso es que este hombre, si yo no lo veo, hubiera ido a buscar a la familia (de Ayelén) como si nada y cuando ellos venían se hubieran encontrado con esta escena. Vos no vas a desconfiar del remisero que te fue a buscar y te trajo, si estaba (supuestamente) allá con ellos", esperándolos, concluyó.

Dejá tu comentario