Le robaron la librería a su hija, fue a buscara a los delincuentes y obligó a que devolvieran todo

Sociedad

Una madre se le plantó a los ladrones que habían vaciado el negocio de su hija en General Alvear, provincia de Buenos Aires, y logró recuperar el stock.

Una mujer de General Alvear, provincia de Buenos Aires, fue a la casa de los delincuentes que le habían robado la librería a su hija y les obligó a devolver la mercadería por un valor de $ 100.000 que se habían llevado horas antes. Además hizo la denuncia policial, pero sentenció: "No iba a esperar a que la justicia hiciera algo".

Dos ladrones entraron a robar durante la madrugada del miércoles pasado en la librería San Carlos de General Alvear. Se llevaron bijouterie, una netbook y otros objetos del stock del local que equivalían a unos $ 100.000, y dejaron a la dueña del negocio llorando de la impotencia, lo que provocó la indignación de su madre, llamada Silvia.

"Estos chorros son unos caraduras que rompen los sueños de la gente que quiere trabajar y emprender y en mi caso no iba a esperar a que la justicia hiciera algo", explicó Silvia a FM Viñas, de General Alvear. La mujer sostuvo que "son los mismos de siempre", autores de otros episodios de inseguridad en la zona.

"Con mucha bronca lo primero que intenté fue ir a buscar a estos chorros porque ya tenía algún dato sobre quienes habrían sido. Le pregunté a un policía si me podía acompañar a recuperar estos elementos y me dijo que no podía porque primero tenía que hacer la denuncia, por lo que luego de hacerla me fui a la casa donde viven los que habían entrado al local", relató la mujer.

Silvia y otra mujer encararon para la casa de los delincuentes y los encontraron durmiendo. "Entré y los desperté, le puse el pie encima a uno y le exigí que me entregara las cosas", recordó.

"Él me decía que había robado una compu chiquita pero que no era la nuestra por lo que insistí hasta que una de las chicas que me acompañó buscó y la encontró, era la que le había robado a mi hija", agregó la mujer.

Dejá tu comentario