Qué dice Greenpeace sobre los carpinchos de Nordelta

Sociedad

La ONG reclamó el freno a los proyectos inmobiliarios y una Ley de Humedales para proteger a los roedores nacionales y al ecosistema.

La organización ecologista Greenpeace Argentina se pronunció por estas horas sobre la polémica que moviliza a buena parte de la sociedad: la situación de los carpinchos en el Nordelta y su correlación en medios y sobre todo en redes sociales, la 'carpinchomanía'.

Tras señalar que el enorme roedor es una especie autóctona del Delta del Paraná, la ONG advierte que "la proliferación de proyectos urbanísticos ha provocado la reducción de su hábitat, por lo que es lógico que este tipo de acontecimientos ocurran".

Como otros proyectos inmobiliarios, el Nordelta "está ubicado sobre humedales", señalando que "según datos de Fundación Humedales, en 2018 ya había registradas 543 urbanizaciones construidas y proyectadas en el Delta del Paraná y en las planicies de inundación de los ríos y arroyos tributarios a este sistema".

Así, los carpinchos "vieron modificado su hábitat por cambios profundos e irreversibles en él uso del suelo, lo que provocó que las funciones del humedal se vean afectadas. Esto promovió también una reducción de su hábitat y un desplazamiento forzoso" de la especie, señala Greenpeace.

Por eso aseguran que "la ley de Humedales va a brindar un marco normativo para poner un freno al avance de proyectos que se proyecten sobre el Delta" y así salvaguardar las especies nativas de la zona.

"Necesitamos una ley de humedales que contemple la realización de un inventario nacional de humedales, el aplazamiento de actividades económicas sobre humedales hasta que no se haya finalizado el inventario, la figura del delito penal con multas significativas para quienes cometan un daño en estos ecosistemas y a quienes inicien incendios intencionales", concluye la ONG.

Dejá tu comentario