Colapso sanitario en Río Negro: las camas de terapias están al límite y suspenden las cirugías programadas

Sociedad

La ocupación de camas de vigilancia intensiva fue otra vez cercana al 100% y en el sector privado crece la incidencia del coronavirus.

Ante la suba en la cantidad de pacientes que requieren terapia intensiva, la provincia de Río Negro resolvió suspender las intervenciones quirúrgicas.

Las terapias habilitadas en el Alto Valle volvieron a quedar ayer al límite de su capacidad operativa. En Bariloche esa saturación es una realidad desde hace nueve días. En los hospitales públicos, los casos graves de covid-19 concentran la mayor parte del esfuerzo del personal de salud. En clínicas y sanatorios todavía no hay predominancia del coronavirus, pero el escenario interno de esas instituciones se va modificando lentamente.

Según el último reporte epidemiológico de Salud, la ocupación de camas de terapia intensiva en la provincia es del 96%.

Al igual que sucedió el año pasado- donde también se tuvieron que suspender las cirugías por la ocupación de camas- se continuará realizando las operaciones de urgencia, cirugías ambulatorias y procedimientos invasivos del tipo endoscópico pero que no requieran internación. Todo el resto tendrán que ser auditadas por el ministerio de Salud que autorizará o no su realización.

Por el momento, en Roca y en Cipolletti no se suspendió el uso de quirófanos para intervenciones sin urgencia, pero nadie puede garantizar cuánto tiempo más seguirán operando los médicos.

“Se nota una tendencia de incremento de internaciones de covid, tanto en piso como en terapia. Todavía no es de la magnitud ni en la proporción de las épocas más críticas del año pasado, pero sí claramente hay una tendencia creciente. Eso nos hace seguir con mucha más atención la programación de cirugías”, explicaron los directivos del Sanatorio Juan XXIII, al diario Río Negro.

En esta institución hubo precisamente ayer una reunión de jefes de servicio para analizar los pasos a seguir ante este nuevo escenario.

“No hay una decisión de cerrar preventivamente, pero sí una necesidad de ir organizando y adecuando las cirugías en función de la capacidad real que semana a semana el sanatorio irá teniendo, de acuerdo a cómo vaya evolucionando la curva de casos covid”, se detalló.

Desde la Clínica Roca confirmaron la mayor incidencia del coronavirus. Diez días atrás los pacientes covid de la UTI representaban un 30% y ayer esa cifra estaba en el 50% del total de internados.

Con ese contexto, la institución informó que prevé continuar con las cirugías programadas, pero limitadas a patologías que no requieran UTI.

Por su parte, el principal hospital de Neuquén sumará 10 nuevas camas de terapia intensiva este fin de semana. El Director del Hospital Castro Rendón, Adrián Lammel, confirmó que trabajan para ponerlas operativas ante el aumento de casos en la provincia. Indicó que pese a la renuncia, de cinco de los 11 terapistas, consiguieron sumar dos profesionales al sector y buscarán convocar a otros del sector para cubrir las guardias.

Dejá tu comentario