La Sociedad Argentina de Pediatría dio su aval para la vacunación de niños

Sociedad

Sin lugar a dudas recomendamos la vacuna", aseguró el presidente de la SAP en relación a la Sinopharm que se utilizará para unos 600.000 niños de 3 a 11 años.

El presidente de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), Omar Tabacco, avaló este martes la decisión del Gobierno de iniciar la vacunación contra el coronavirus para niños de entre 3 y 11 años con dosis de Sinopharm.

"Queremos que los chicos se vacunen, para su seguridad, para llegar a la inmunidad de rebaño y para reforzar la presencialidad escolar. Sin lugar a dudas, recomendamos la vacuna", aseveró Tabacco en declaraciones formuladas esta mañana a Radio Nacional, haciendo alusión al inmunizante al que recomendó luego de haber accedido a la evidencia científica en poder del Ministerio de Salud.

El especialista aclaró que el anuncio realizado desde el Ministerio de Salud el viernes pasado, en relación a la vacunación de 6.000.000 de niñas de entre 3 y 11 años "lo tomó por sorpresa", por eso la entidad se reunió con esa cartera para ver "cuál era la evidencia científica que ellos disponían, ya que no estaban publicadas".

"Queremos que los chicos se vacunen, para su seguridad, para llegar a la inmunidad de rebaño y para reforzar la presencialidad escolar. Sin lugar a dudas recomendamos la vacuna", insistió Tabacco, y adelantó que el plan de vacunación "será de dos dosis como en los adultos y la iniciativa es vacunar activamente en las escuelas".

El aval de la SAP se produjo un día después de que el Consejo Federal de Salud (Cofesa) decidiera avanzar con la estrategia de vacunar contra el coronavirus a alrededor de 600.000 niños de 3 a 11 años. En ese encuentro, las autoridades sanitarias de las 23 jurisdicciones, la Ciudad de Buenos Aires y Nación consideraron a la inoculación pediátrica como "un paso fundamental en el Plan Estratégico de Vacunación contra el coronavirus".

En ese contexto la ministra de Salud, Carla Vizzotti, destacó que “la vacunación pediátrica es un paso fundamental para la última etapa de control de la pandemia”, y añadió: “De esta manera, no solamente tenemos una herramienta para proteger a los niños y niñas en forma individual, priorizando principalmente a quienes tienen factores de riesgo, sino que también cumple un rol fundamental para disminuir la transmisión del virus y fortalecer la presencialidad cuidada en las escuelas”.

Dejá tu comentario