El plan secreto de Riquelme para llegar a la presidencia de Boca

Deportes

Ante las dificultades para ganar la Copa Libertadores, el hombre que brilló como jugador tiene un as bajo la manga para ser presidente del Xeneize en 2023.

Juan Román Riquelme, desde hace mucho tiempo, coquetea en sus declaraciones con la posibilidad de llegar a ser presidente de Boca. Actualmente es vicepresidente primero de la institución, acompañando a Jorge Amor Ameal. minutouno.com puede afirmar que el “10” irá por la presidencia del “xeneize” en 2023.

A estos fines, Riquelme y los suyos se topan con un duro escollo: la obsesión de todo hincha de Boca que se precie de tal es ganar la ansiada séptima Copa Libertadores y el panorama es cuando menos sombrío a estos fines. Boca fue eliminado a manos de equipos brasileros en 2020 y 2021, con malos arbitrajes y escándalo en la última oportunidad ante Atlético Mineiro.

Dadas diversas variables, la posibilidad cierta de que Boca pueda ganar en la edición 2022 o 2023 (antes de la próximas elecciones del club) parece remota. En primer lugar, el equipo “de la Ribera” encuentra dificultades ciertas para clasificar a la edición del 2022: Boca se encuentra a 9 puntos de River en el campeonato, a 6 puntos del último puesto de clasificación a la Libertadores de la tabla anual; dos triunfos en la Copa Argentina le darían la clasificación, pero el actual nivel futbolístico de Boca no da garantías de que esto suceda.

En segundo lugar y suponiendo que Boca logre las clasificaciones a las dos próximas ediciones de la Libertadores, aparecen otros problemas en el horizonte. Por un lado, fuertes versiones indican que el plantel del Xeneize sufriría una dura sanción de Conmebol por el escándalo posterior al partido ante Atlético Mineiro, que condicionaría mucho al entrenador en la primera fase de la Copa de 2022. Por otro, desde el entorno de la dirigencia de Boca contaron a este medio que en Ezeiza están muy latentes los arbitrajes de la serie con Atlético Mineiro y tienen la sospecha de que Boca puede volver a ser perjudicado en las dos próximas ediciones del máximo certamen continental.

Ante la posibilidad de no cumplir con la promesa de un título continental, fuentes cercanas a la dirigencia de Boca confiaron a minutouno.com la “carta ganadora” de Juan Román Riquelme para poder ganar la presidencia en 2023: la postergada ampliación de la Bombonera a través del “Proyecto Esloveno”.

De público conocimiento es el gusto del actual presidente Ameal por el proyecto de la “Bombonera 360”. Sin embargo, además de su inviabilidad económica y la dificultad para adquirir todas las propiedades que se necesitan a estos fines, Riquelme y compañía saben que este proyecto demoraría al menos ocho años y, sin haber conseguido títulos importantes y sin que parezca que vayan a llegar en el corto plazo, necesitan tener una carta fuerte de cara a los próximos comicios.

El Proyecto Esloveno fue presentado por primera vez en 2016 y fue diseñado por Fabián Fiori, pero se ha ido mejorando hasta el año 2020, cuando se ha añadido la Torre Homenaje, para diferenciarse de otros estadios y no ser iguales a los demás. Este proyecto llevaría una reforma de 15 meses y permitiría 20 mil localidades más y 100 nuevos palcos VIP.

Con este plan, Boca podría reformar la Bombonera comprando nada más la primera línea de casas de detrás de los palcos, algo factible. El nombre de “Esloveno” viene en honor al arquitecto esloveno Viktor Suli, que fue el que creó el diseño de La Bombonera, aunque nunca tuvo un reconocimiento, llevándose el mérito otras personas.

https://twitter.com/EslovenoOficial/status/1444696168060133378

minutouno.com puede confirmar que Riquelme y compañía activarían este plan en 2022 sino mejora sustancialmente el panorama deportivo en el corto plazo. A estos fines, deberán llegar a un acuerdo con Fiori.

Temas

Dejá tu comentario