Riquelme y su hijo se negaron a declarar en la causa que investiga si rompieron la cuarentena

Deportes

Se trata de la investigación por la presencia del joven en la cancha para ver el Superclásico, horas después de haber llegado de Cancún, en uno de los vuelos que vino con contagiados de coronavirus.

En el marco de una investigación de oficio que inició la Justicia por el presunto no cumplimiento de la cuarentena por el coronavirus, el vicepresidente de Boca, Juan Román Riquelme, y su hijo Agustín se negaron este miércoles a declarar.

Ambos están imputados tras haberse difundido en los medios las imágenes que mostraban a Agustín Riquelme presente en un palco de la Bombonera durante el Superclásico un día después de haber llegado desde México en un vuelo que traía 44 contagiados.

El abogado del ex futbolista se presentó en la audiencia por videoconferencia ante la Fiscalía especializada en Eventos Masivos de la Ciudad a cargo de la fiscal Celsa Ramírez. En tanto, el vicepresidente de Boca y su hijo se acogieron al derecho de presentar un descargo por escrito en los próximos cinco días hábiles.

Riquelme está imputado en su carácter de vicepresidente de Boca por "omisión de recaudos del Código Contravencional". La Fiscalía inició una investigación de oficio cuando se hizo público que su hijo estuvo presente en un palco de la Bombonera junto a su padre y otras personas durante el empate 1-1 entre Boca y River el domingo 14 de marzo.

De acuerdo con TyC Sports, si la Justicia se rige por el artículo 111 (omisión de recaudos), el club podría tener que pagar una multa económica (100.000 pesos) pero también podría caberle la suspensión del estadio, algo que por ahora parece improbable teniendo en cuenta los antecedentes.

Dejá tu comentario