Habló la hermana del chico de 15 años agredido por patovicas en Balcarce: "Tras los golpes le agarró un ataque de pánico"

Sociedad

"No es verdad que ingresó por el techo", aseguró la joven y pidió explicaciones sobre por qué lo dejaron entrar al boliche siendo menor de edad.

Familiares de un adolescente de 15 años denunciaron que el menor recibió una feroz golpiza por parte de patovicas en un boliche de Balcarce. Su hermana, Rocío, aseguró que el menor pagó la entrada y cuestionó que lo hayan dejado ingresar al local bailable.

“El domingo mí hermano ingresó al boliche a la 1.30 con sus amigos, él abonó su entrada, hay testigos de que pagó la entrada. Yo ingresé 2.30 con mi hermana, mi prima y otros amigos. Lo crucé en la planta alta a las 4. Hablé con él, le presté plata y me dijo que él tenía, me la mostró, eso justifica que pagó la entrada”, sostuvo Rocío.

patovicas (1).jpeg

“Lo volví a cruzar a las 5, él estaba un poco alcoholizado, me manifestó que lo agarrara de la mano y me quedara con él. Nos pusimos a bailar, él coqueteaba con las chicas y le pregunté si quería irse, que yo me iba. Me dijo que no se quería ir, que se quería quedar bailando. Le pregunté si estaba bien y me dijo que sí”, agregó.

“No me quedé tranquila. Bajé las escaleras con mi prima y le pedí a uno de los patovicas si podía sacar a mi hermano que era menor de edad y lo quería llevar a mi casa”, contó.

hermana chico agredido balcarce

Me preguntó cómo se llamaba mi hermano, le dije ‘Alan Paradis’ y él me dijo que mi hermano había ingresado colándose sin pagar la entrada. Me dijo ‘te lo voy a sacar de los pelos’. Le dije que no era necesario y que si me dejaba pasar lo iba a sacar yo y me dijo que no se podía ingresar”, relató la joven.

“Pasaron 20 minutos y empecé a escuchar los gritos de mi hermano. Lo traía uno de los patovicas – identificado como Gabriel -. El dueño, Jorge Pascal, lo agarró del brazo antes de salir”, aseguró Rocío, quien fue testigo de la situación.

Según ella, ante las acusaciones de que no había pagado la entrada, su hermano gritó: “‘Si es así mostrarme las cámaras porque yo no me colé’”.

Fue entonces cuando a Alana “lo llevaron del brazo hasta un depósito de bebidas alcohólicas, llamaron al patovica y le empezaron a pegar en la panza, le agarraron la cabeza de los pelos y se le aplastaron la cabeza contra la mesa. Mi hermana fue testigo y el dueño del lugar la sostenía de los brazos”, sostuvo Rocío.

Según la joven, después de eso, a su hermano “lo arrojaron hacia las escaleras”.

Tras la golpiza, a Alan lo tuvieron que internar por los golpes y porque “le agarró un ataque de pánico”.

En pedido de justicia, reclamó: “Queremos que nos digan por qué ingresan menores de edad a este lugar y que se investigue al personal de seguridad para ver si están en condiciones de hacer es trabajo porque son muy agresivos. Hoy le tocó a mi hermano que es menor, pero también le toca a personas mayores de edad”.

Embed

Temas

Dejá tu comentario